Seis claves para mejorar tu vínculo con el dinero

VÍNCULO CON EL DINERO

El dinero que ganás
Los que no saben nada de dinero, piensan que este es el único ítem que vale. Los que saben algo, piensan que es el más importante.

Ni lo uno ni lo otro: el dinero que ganás es una variable más, pero "ganar bien" (digamos, más que la media) no garantiza en absoluto tener un vínculo saludable con lo material.

Podés elevar tus ingresos en pocos pasos, en especial si conocés las múltiples y distintas fuentes de ingresos existentes.

El dinero que gastás
Podemos tener cierta habilidad para generar ingresos y luego ser muy desorganizados a la hora de los gastos. Gastar de manera inteligente es saber diferenciar entre un gasto de inversión y la tentación del consumismo actual. Es importante saber distinguir entre nuestro verdadero deseo del que quieren imponernos las campañas publicitarias, cada vez más agresivas.

Contabilizando tu gasto vas a ganar más porque podrás generar excedentes que luego podrás invertir para conseguir ingresos pasivos que aumenten tus ingresos totales.

Cuánto disfrutás lo que gastás
Si con el gasto te la pasás apagando incendios todo el tiempo y todas son obligaciones, tu relación con el dinero claramente no es satisfactoria.

El lema debe ser “Máximo disfrute con mínimo gasto posible”. Esa es la ecuación que mejora notablemente tu vínculo con el dinero. Es clave conocerse a uno mismo para escapar a los estereotipos de disfrute que vende la sociedad a través del marketing y la publicidad. ¿Quién dice que seré más feliz con el último celular?

Cómo ganás lo que ganás
Si la palabra "sacrifico" está muy presente a la hora de obtener un ingreso, ganes lo que ganes y lo gastes como lo gastes, es muy probable que tu vínculo con el dinero diste mucho del ideal.

Las nuevas tecnologías facilitan enormemente la posibilidad de "sacarle el cuerpo" a la generación de ingresos, logrando que nos paguen por lo que sabemos y no por nuestro tiempo.

Qué ponderación tiene el dinero en tus decisiones cotidianas
Queramos o no, realizamos por día cientos de operaciones económicas, muchas veces sin darnos cuenta. Si el dinero tiene una alta ponderación en nuestra toma de decisiones, difícilmente podamos tener un vínculo sano con él.

¿Estás ayudando a otros con lo que hacés?
Hace un par de semanas hablamos sobre la falsa libertad tanto en el trabajo en relación de dependencia como en el universo emprendedor. Alguien podría afirmar entonces que, hagamos lo que hagamos, el estrés financiero y la sensación de infelicidad domina la escena en este mundo capitalista.

Sin embargo, hay una vía de escape que se vincula con sentir que lo que hacemos a diario ayuda a los demás.

Trabajar por dinero, ganemos mucho o poco, recibamos órdenes o las dictemos, tengamos éxito social o no, nunca podrá igualarse a la maravillosa sensación de sentir que lo que hacemos multiplica, ayuda y es utilidad para el resto de la gente.

Conclusión
Como se puede observar, un vínculo sano con el dinero no pasa por tener un trabajo bien pago, una casa grande y un auto nuevo, sino que va mucho más allá de eso. Implica trasladarse a un plano más profundo de autoconocimiento y decidirse a enfrentar las falsas premisas sociales que nos llevan a un lugar equivocado.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2134688-seis-claves-para-mejorar-tu-vinculo-con-el-dinero

Imagen: Pixabay